Salvaste la vida de mi hija cuando
había perdido la esperanza!

Estimada Valeria,

Finalmente me he decidido a escribirte. Quiero agradecerte ya que ha salvado la vida de mi hija cuando había perdido todas las esperanzas.

Antes de leer tu libro había iniciado varios tratamientos, incluso llegué a internar a mi hija varias veces, visité un sinnúmero de profesionales, sin embargo, no encontraba respuestas y soluciones que me permitieran abordar este problema.

Gracias a una amiga que encontró en internet tu información llegué a tu libro y cuando lo leí sentí que finalmente había encontrado a una persona que tenía las respuestas que yo necesitaba.

A pesar de haber consultado con psicólogos, nutricionistas y grupos de apoyo, y que en estos lugares encontramos mucha información y métodos que nos enseñaron aprender a luchar contra esta enfermedad, mi hija no mejoraba. Eventualmente dejamos de ir a estos grupos y de visitar a estos especialistas.

Con mi familia hemos comenzado a implementar tu tratamiento y te aseguro que su actitud ha cambiado totalmente y ahora realmente ella ha recuperado las ganas de tener metas y enfocarse en el futuro.

Seguramente te preguntaste si tu libro podía ayudar a otras personas, te aseguro que lo ha hecho, ya que has transformado la vida de mi hija.

Quiero agradecerte profundamente por haberme ayudado a salvar la vida de mi hija, cuando había perdido la esperanza se abrió un nuevo horizonte y promesas de futuro.

Estaré agradecida de por vida y te deseo sólo lo mejor.


Carolina Rodríguez, México.

 

 

 

Tu tratamiento no sólo nos ha ayudado sino
que nos ha inspirado y devuelto la esperanza.

Querida Valeria,

Primero que todo quiero agradecerte profundamente por ayudarme a mí y a mi familia a salvar la vida de nuestra hija que ha padecido de anorexia y otros desórdenes de la alimentación durante más de cinco años.

En verdad no sé cuándo fue que todo esto comenzó, ya que ella jamás nos dijo cómo se sentía con lo que estaba sucediendo.

Sin embargo, con el tiempo pudimos notar que su vida se escapaba en nuestras manos y allí fue cuando comencé a desesperarme e intentarlo todo sin tener ningún tipo de mejoría.

Gracias a tu libro ella ha comenzado a mejorar, realmente no creí que esto iba a suceder pero puedo asegurarte que al día de hoy es una persona totalmente diferente.

Tu programa realmente nos ha ayudado, nos ha devuelto la esperanza y el puedo decir que recuperado a mi hija y eso sin dudas no tiene precio.

Nuevamente muchas gracias poder devolvernos la vida.

 

Ana Estevanez, Puerto Rico.

 

 

 

Conviví con la anorexia durante siete años
y finalmente he podido extirparla de raíz
y vivir una nueva vida.

Valeria,

No me animaba a escribirte, pero finalmente he juntado la fortaleza para hacerlo. Quiero contarte que me olvidé por completo de mi desorden de la alimentación. Mi familia, especialmente mi esposo me ha apoyado todo este tiempo para que logre recuperarme. Hoy puedo decir que soy una persona sana, me he recuperado y apuesto a un futuro mejor.

Me encuentro dentro de mi peso normal y cuando tengo hambre, como sin preocuparme, todo lo que quiero es estar saludable y feliz.

Quiero contarte además que estoy esperando a mi primer hijo y con mi esposo estamos realmente muy emocionados. Me siento muy saludable y en el mejor momento de mi vida. Creo que no tendré palabras suficientes para agradecerte por la ayuda que me has dado con tu libro.

Conviví con la anorexia durante siete años y finalmente he podido extirparla de raíz y vivir una nueva vida.

Ya no me preocupa mi problema de peso, sólo quiero mantenerme saludable y vivir un embarazo y una vida feliz.

Quiero agradecerte personalmente el cambio que le has dado mi vida y me atrevo a recomendar este libro a todas las personas que estén conviviendo con cualquier tipo de trastorno de la alimentación, contigo he encontrado las soluciones que no encontré con ningún tratamiento ni con ningún especialista.

Mi vida es mucho más completa de lo que jamás imaginé y a ti te debo todo ello.

Muchas gracias nuevamente

 

María Paula Torales, Argentina.

 

 

 

Hoy puedo decirte que soy otra persona
y he cambiado mi vida para siempre. 

Hola Valeria, mi nombre es Analía  y vivo en Colombia.

Quería contarte que tu tratamiento ha cambiado por completo mi vida.

Cuando llegué a tu libro estaba en un caos total y necesitaba ayuda desesperadamente.

Si bien superficialmente me veía como una persona tranquila y satisfecha consigo misma, padecía no sólo de anorexia sino de bulimia. Intenté varios tratamientos pero todos fallaban.

Finalmente comencé a buscar ayuda en internet y allí fue cuando encontré tu libro.

Hoy puedo decirte que soy otra persona y he cambiado mi vida para siempre.  No tengo forma de agradecerte con palabras lo que has hecho y lo bien que me siento ahora conmigo misma y con mi vida.

Muchas gracias por todo lo que has hecho por mí, siempre estaré en deuda! contigo.

 

Analía De Lucca, Colombia.

 

 

 

Muchísimas gracias Valeria
por devolverme a mi hija.

Quiero decirte de madre a madre ¡gracias por lo que has hecho por mi, me has devuelto a mi hija!

No sólo has ayudado a miles de personas a librarse de la anorexia y de los trastornos de la alimentación, sino que con tu programa encontré la solución para salvar la vida de mi hija cuando creía que ya no había nada por hacer y había bajado los brazos.

En tu libro descubrí cómo hacer para que mi hija recuperara las ganas de vivir y dejar de preocuparse por la comida y por su peso.

Muchas gracias!

 

Gabriela Ruso, Chile.

 

 

 

Te agradezco profundamente todo lo que has hecho, mi nieta está mucho mejor y sé que pronto dejará atrás esta terrible enfermedad.

Querida Valeria Mendoza, en tu libro he encontrado información que desconocía y que me ha ayudado para entender el problema que atraviesa mi nieta.

He podido comprenderla y contenerla y esta información que encontré tu libro la estoy compartiendo con su terapista para brindarle toda la ayuda que ella necesita para salir de este trastorno del alimentación estaba consumiendo su vida.

Te agradezco profundamente todo lo que has hecho, mi nieta está mucho mejor y sé que pronto dejará atrás esta terrible enfermedad.

Muchas pero muchas gracias por todo lo que haces por nosotros!

 

Romina Cotuli, Uruguay.

 

 

 

Hoy tengo la suerte y la felicidad de decir
que soy otra persona, mi vida ha cambiado
he perdido el temor a comer.

Valeria,

Hoy he tomado el valor para escribirte y agradecerte la invaluable ayuda que me has dado para dejar atrás mi desorden de alimentación con el que he convivido durante más de 10 años.

Cuando accedí a tu libro esta enfermedad se había salido totalmente de control y estaba a punto de morir.

Hoy tengo la suerte y la felicidad de decir que soy otra persona, mi vida ha cambiado he perdido el temor a comer, a mi aspecto físico y sólo quiero ser una persona saludable, feliz y enfocada a un futuro mejor.

Gracias nuevamente que Dios te bendiga.

 

Mariana Rivas, Venezuela.

 

 

tratar la anorexia

 

 

Derechos Reservados TratarLaAnorexia.com © Copyright 2012

Index - Testimonios - Términos y Condiciones - Programa de Afiliados - Contacto